Entrenando la tolerancia a la frustración

Entrenando la tolerancia a la frustración

28/07/2022 0 Por Alias_Sanscrito
Spread the love

Circunstancias adversas: cuando trabajamos con circunstancias adversas purificamos nuestro corazón, o lo que es lo mismo, nos hacemos fuertes porque nos hacemos resistentes a la frustración.

¿Qué sentido tiene esto?

Fortalecer nuestro «corazón» quiere decir impedir que nuestros cuerpos mental y emocional se vean afectados por circunstancias difíciles. Recordemos que esos cuerpos energéticos o mente viajarán con nosotros cuando llegue el momento de nuestra muerte. No hay nada más que conservemos tras ese hecho. No podremos llevar con nosotros dinero, propiedades, belleza física… tan sólo podremos atesorar y guardar aquello que podamos llevar en nuestro cuerpo mental y emocional. Por eso ese conocimiento es valiosísimo.

El dia de la marmota

«El día de la marmota», «Atrapado en el tiempo» (Groundhog Day, 1993) es un largometraje protagonizado por Bill Murray y Andie MacDowell, y relata la historia de un reportero de TV con un alto grado de frustración. Si quieres saber más, busca en internet y encontrarás mucha información sobre esta película.

Traigo a colación esta obra porque describe muy bien la idea que acabo de exponer: sólo conservaremos tras la muerte aquello que hayamos aprendido.

En la película cada vida es representada por un día. El protagonista se despierta cada mañana con exactamente la misma situación vital, y sufre lo indecible durante esas «vidas», incluso intenta suicidarse para salir del laberinto, una y otra vez, sin resultado, porque vuelve a nacer… hasta que se da cuenta que puede aprender de las situaciones, porque es lo único que conserva: por ejemplo, ayuda a los demás, se pone a estudiar piano, recuerda las experiencias de un día para otro y puede «rectificar» su comportamiento.

El protagonista comienza siendo burlón, sarcástico, abusa de la gente, sin importarle las consecuencias pero llega un momento en que da un giro radical a su actitud y, aprovechando la situación y sin importarle el fondo del asunto (que la vida es un teatro que se repite continuamente), saca lo mejor de sí mismo. Repite el día (su vida) una y otra vez hasta que consigue hacerla «bien».

Esta película es una buena enseñanza sobre el papel del alma en las sucesivas reencarnaciones.

 

Aprovechando la adversidad

El estudiante espabilado celebrará encontrarse con situaciones adversas, porque las verá como oportunidades para entrenar su mente.

San Kabir sentenció:

निन्दक् नियरे राखिये आन्गन् कुटि छबय

नित साबुन् पानी बिना निर्मल करे सुभाय

«Si deseas limpiar rápidamente tu corazón, cultiva la compañía de un crítico. Cuando toleres sus palabras mordaces, tu corazón se limpiará sin agua ni jabón.»

Esta sentencia quiere decir que, escuchar la opinión de alguien que critica a los demás nos permite mantenernos nosotros mismos en la linea correcta de comportamiento. Y si nos critica a nosotros, cosa dura, nos fortalece porque templamos nuestra paciencia.

 

Titiksa

El verso 7 del Tatva Bodha describe las seis virtudes:

शमादि षट्क सम्पत्तिः का|

शम दम उपरम तितिक्षा श्रद्धा समाधानं चेति |7|

śamādi ṣaṭka sampattiḥ kā|

śama dama uparama titikṣā śraddhā samādhānaṃ ceti |7|

¿Cuáles son los logros de Sadhana comenzando con Sama?
Ellos son: Shama, Dama, Uparama, Titiksha, Shraddha y Samadhana.

entre ellas está titikṣā, de la que el verso 10 del Tatva Bodha nos dice:

तितिक्षा का | शीतोष्ण सुख़दुखादि सहिष्णुत्वं |10|

titikṣā ka | śītoṣṇa sukhadukhādi sahiṣṇutvaṃ |10|

¿Qué es titikṣā? Es la resistencia al calor y el frío, a la alegría y a la tristeza,
al placer y al dolor.

Titiksha es la paciencia. Es la capacidad de soportar el dolor y en realidad de mantenerse en el medio entre los opuestos dolor-placer. Huir de los opuestos como frío, calor, placer, dolor, etc…

Sri Shankara lo define de la siguiente manera: «Soportar todas las aflicciones sin preocuparse por remediarlas, estando al mismo tiempo libre de ansiedad y sin lamentarse». Es decir, no se trata de zafarse del dolor, sino de soportar con estoicismo el dolor cuando llega y sin quejarse. Y no buscar exclusivamente el placer.

Estamos hablando, por tanto, de fortalecer la tolerancia a las situaciones externas o resistencia a la infelicidad. Resistencia, paciencia, resignación, indulgencia. Permite que uno sea libre de la embestida de los estímulos sensoriales y las presiones de otros a participar en acciones, palabras o pensamientos que uno sabe que van en dirección no-útil. Capacidad de resistir los opuestos: calor-frío, placer-dolor, desprecio-fama, etc…

En resumidas cuentas, es la ausencia de resentimiento por el mal porque tales embites de la vida deben ser recibidos con distanciamiento e incluso con alegría.

Y cuando digo «el mal» me refiero a todo aquello que nos molesta, tanto de forma física como emocional o intelectual. 

 

La tendencia natural: pratīkāra

   Debemos evitar la tendencia natural (pratīkāra प्रतीकार) que consiste en reaccionar e intentar restituir la realidad a un estado «cómodo» para nosotros. Pratīkāra प्रतीकार significa venganza o represalia, pero también otras cosas como: compensación, reparación, remedio, tratamiento, etc… es decir todo aquello que indica que se manipula lo que sea para transformarlo en otra cosa.  Y esto es lo que hacemos contínuamente en nuestra vida diaria con todo aquello que no nos gusta: intentar reformarlo. Bueno, en la medida de nuestras posibilidades.

Para los que estáis estudiando sánscrito: recordamos que la preposición Pratī se usa para indicar una reacción o un opuesto. En la expresión Pratīkāra प्रतीकार tenemos dos palabras Pratī + kāra प्रती + कार significa «hacer algo que compense o contrarreste». 

Si somos personas de a pie, intentamos reformar lo que está a nuestra altura:

  • la temperatura de la habitación: si hace calor, ponemos frío, si hace frío, ponemos calor.
  • nuestras necesidades fisiológicas: si tenemos hambre, comemos, si tenemos sed, bebemos.
  • a los demás, si no nos gusta cómo son o lo que hacen: criticamos a los que están a nuestro alrededor si hacen cosas que no encajan en nuestra forma de ver la vida…
  • Manipulamos a los otros con comportamientos interesados.
  • etc…

Si somos personas con mucha influencia, dinero o poder:

  • intentaremos construir un edificio, un estadio de fútbol o unos grandes almacenes para ganar más dinero.
  • intentaremos arrasar un bosque para construir un campo de golf.
  • intentaremos cambiar el clima.
  • intentaremos cambiar la política de un país.
  • etc…

A poco que sepamos cómo funciona la mente, con sus deseos vanos y sus ilusiones, nos daremos cuenta de que haciendo pratīkāra प्रतीकार tan sólo llevamos la fluctuación mental al entorno. 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es critica.jpg

 

La vida está llena de pares opuestos

    Toda nuestra existencia se encuentra zarandeada por situaciones favorables y desfavorables: los pares opuestos. Y corremos el riesgo de vernos afectados precisamente de la misma manera si les prestamos excesiva atención: corremos el riesgo de ser zarandeados por los opuestos si nos sentimos atraidos por las cosas personas y situaciones que nos gustan y nos dejamos repeler por las que nos disgustan. 

    En sánscrito se conocen como anukūla अनुकूल aquello que nos resulta favorable y pratikūla प्रतिकूल aquello que nos es desfavorable. Nos gusta lo favorable y naturalmente nos acercamos a tales cosas, personas y situaciones, y nos disgusta lo desfavorable, y naturalmente sentimos rechazo por las cosas, personas y situaciones así. 

   ¿Qué conseguimos?… ser como una bandera que ondea con el viento. Ser una marioneta que no tiene firmeza ni estabilidad. 

 

Aprende a identificar tus reacciones

    Las vas a detectar durante tu vida diaria a poco que pongas atención: 

  • Si te gusta alguien atractivo (y deseas seguir con él o ella) pero te disgusta alguien viejo o feo (y quieres irte de su presencia), te estás dejando llevar.
  • Si te produce tristeza o enfado una situación, estás ante algo que te disgusta. Por ejemplo, hablas con alguien que te dice algo que te ofende.
  • Si te produce alegría algo, estás ante algo que te gusta.
  • Si miras mucho Instagram buscando caras y cuerpos atractivos…
  • Si eres adicto a las series de TV porque disfrutas con las caras de los actores y las actrices…
  • Etc…

¿Cómo usar las virtudes para conseguir la tolerancia a la frustración?

Cada situación desagradable es una joya en nuestro camino de aprendizaje, porque una vez detectada podemos usarla para hacer «músculo» en nuestra mente frente a las situaciones desagradables.

En primer lugar, una vez vivida la mala experiencia, aplicaremos Shama: esta es la virtud más importante
para el principiante. Consiste en la tranquilidad y estabilidad mental, que se consigue mediante la erradicación de las vasanas o deseos.

Mediante la desconexión de los sentidos (indriyas) la mente se enfoca en la fuente primigenia. Hay que tener en cuenta que la mente (y animamos a leer otros artículos de este blog en relación con esto) que la mente es el cochero del vehículo, es el órgano que controla los sentidos. Controlando y apaciguando la mente obtenemos el flujo deseado de información y podemos llegar a conseguir la estabilidad mental deseada.

A esto puede ayudar la idea de que Dios está en todas partes, incluyo obviamente, en esos otros que nos generan frustración.

Dama: es el control de los sentidos, mediante un uso razonable de los mismos. Una mente equilibrada, unos sentidos equilibrados, pueden llevarnos a una existencia equilibrada. Atención y elección adecuada de lo que nos entra por los sentidos, deberían conseguir una vida dominada por la atención interior y no por la exterior. Es decir, hay que conseguir el uso de los sentidos, pero no el abuso. Dama y Shama deben trabajar juntas.
Uparama: o Uparati, es la renuncia voluntaria a dejarse llevar por los sentidos, por la sensualidad. Viene de forma automática tras la práctica reiterada de Shama y Dama.
Shraddha: consiste en una fe intensa en las palabras del guru y en los dichos de las escrituras védicas y, sobre todo, en uno mismo. Esto no es fe ciega. Se basa en razonamientos precisos, en evidencia y experiencia. Entonces solo puede ser una fe duradera. Es la más importante de las virtudes, porque es la que mantiene viva la fuerza del estudiante de vedanta, impidiendo que la mente divague en creencias irracionales.