Drig-Drishya-Viveka (1) Discriminación entre el observador y lo observado

Drig-Drishya-Viveka (1) Discriminación entre el observador y lo observado

10 enero, 2020 0 Por Alias_Sanscrito

La palabra Viveka (विवेक) significa «discriminación» en sánscrito. Discriminar es diferenciar, advertir lo que es distinto, identificar algo frente a otra cosa, etc… En Vedanta esta palabra es básica en el aprendizaje de los estudiantes, porque todo él va dirigido precisamente a desarrollar la capacidad de discriminación o distinción. La ignorancia viene dada, precisamente, de la incapacidad de distinguir varios conceptos (básicamente resumidos entre «lo transitorio y lo permanente», o bien distinguir entre lo «real» y lo «no real»), mithyā (मिथ्या) y Satyam (सत्य).

En este caso, la obra que presentamos, Drig-Drishya-Viveka, दृग्दृश्यविवेकः, nos va a permitir estudiar una de esas discriminaciones, la diferencia entre el observador y lo observado.

Puedes descargar el documento completo en sánscrito de aquí.

Verso 1

॥ दृग्दृश्यविवेकः अथवा वाक्यसुधा ॥
भारती तीर्थ स्वामिना विरचितः

|| Drgdrshyavivekah Athavaa Vaakyasudhaa ||
Bhaaratii Tiirtha Svaaminaa Viracitah

En este texto se va a discutir y hablar de la diferencia entre el observador (drshya) y lo observado (drg)
Recitación correcta del discurso por los maestros.

रूपं दृश्यं लोचनं दृक् तद्दृश्यं दृक्तु मानसम् ।
दृश्या धीवृत्तयः साक्षी दृगेव न तु दृश्यते ॥ १॥

Ruupam Drshyam Locanam Drk Taddrshyam Drktu Maanasam |
Drshyaa Dhiivrttayah Saakssii Drgeva Na Tu Drshyate || 1||

Las formas (Rupa: रूपं) son vistas (Drshyam: दृश्यं) por el ojo (Locanam: लोचनं), y el ojo es su perceptor.
El ojo es visto (Drk) por la mente  (Maanasam: मानसम्), y la mente es entonces el observador.
Los pensamientos (Dhiivrttayah, la mente), son percibidos y el testigo (साक्षी) es su perceptor. El testigo nunca puede ser percibido. || 1||

Como vemos, al contrario que ocurre en occidente, la percepción no acaba en la mente sino que la propia mente es considerada como «algo» observable por la conciencia o testigo.  El perceptor o Saakssii (साक्षी) se considera el observador final. Éste debe ser asimilado al Atman, aquel que da la vida y que está fuera del tiempo y el espacio. Es el testigo de todo lo que nos acontece, pero no se encuentra afectado por ello.

Cuando el texto habla de «el ojo» (Locanam: लोचनं), se refiere a todos los sentidos corporales, vista, oído, olfato, gusto y tacto. Cuando habla de «las formas», se refiere a todos los «objetos» que pueden ser percibidos por estos cinco sentidos: formas físicas tridimensionales, luces, sonidos, olores, vibraciones, etc… y de igual manera, se refiere a conceptos que son percibidos por la mente, sin pasar por los sentidos. Es decir, nos habla de cualquier objeto material o inmaterial que podemos percibir por la mente y los sentidos.

Al final, la mente observa todos esos sentidos y recibe sus impresiones. Aquí se quedaría, en occidente, la cadena de relaciones. Sin embargo, el Drig-Drishya-Viveka va un paso más allá: a la mente también la observa el «observador».  Esta es la gran clave de este verso, nada más empezar con el estudio.

Comprobación:

Esto último es muy fácil de comprobar. No tenemos más que realizar una sencilla prueba y consiste en sentarnos en meditación y esperar unos minutos. En poco tiempo podremos observar que la mente se nos llena de pensamientos que van y vienen. No sólo pensamientos, también emociones que, al igual que los primeros, son pasajeras. Sentados ahí, en silencio, podemos ver cómo llegan y se van los pensamientos. Eso no lo observa la mente, la mente son los pensamientos. Lo está viendo el «testigo», o Atman».

La diferencia entre el testigo y la mente es que el primero no pone ni quita nada, no interpreta, no valora. Tan solo «mira».  Practicar esto, con la conciencia de estar «observando», ayuda a diferenciar ambos.